Solveigh I. Hölland

Ir abajo

Solveigh I. Hölland

Mensaje por Solveigh I. Hölland el Mar Nov 10, 2009 2:08 am

Nombre completo: Solveigh Ivette Hölland
Sobrenombre: Ivette, Olive.
Edad: 18 años
Sexo: Femenino
Lugar de procedencia: Originaria de Oklahoma, residente en Sydney toda su vida.
Carrera o curso: Segundo Curso, Estudiante.
Descripción Física: Nunca se sintió acomplejada por su estatura, pero bien es cierto que su metro '64 deja mucho que desear, pero a ella no le importa. Prefiere explotar otras partes de su cuerpo para compensar los pocos defectos. No suele llevar tacones demasiado bajos, no estilizan su figura y hacen sus piernas un tanto más gordas cuando en realidad son como dos palillos, pero más estilizadas y bien proporcionadas así que suele llevar las deportivas Converse de toda la vida o taconazos de 12 centímetros. Curvas femeninas y no demasiado marcadas, lo justo para que posea una figura curvilínea perfecta, concorde con el resto de su menudo cuerpo.
La forma de su cara se redondea en torno a los pómulos, consiguiendo que la extrema delgadez del tabique de su nariz sobresalga entre sus facciones, caracterizadas por unos expresivos y grandes ojos marrones que varían hasta un color ambarino si los rayos de sol ingluyen directamente sobre ellos. Sus labios, redondos y gruesos por naturaleza, son portadores de una expléndida y blanquecina sonrisa. Desde los doce hasta los quince años utilizó 'braquets', esa es la causa de que su dentadura luzca y brille por si sola. De tez bronceada sin pecas aparentes sabe hacer que su dorada melena deslumbre con naturalidad, las capas más largas cruzan la mitad de su espalda, y la más corta acapara la atención de su pequeña frente con un flequillo que se dispersa con rebeldía, haciendo que siempre tenga que estar pendiente de él.

Descripción Psicológica: Activa, inquieta y risueña Solveigh destaca por el empeño y alegría que pone en cada una de sus acciones, gestos o palabras. Le gusta emocionarse por casi cualquier cosa, como puede ser un día soleado o un diluvio que le estropea el fin de semana, a ella no le importa, saldrá a bañar su piel bajo el Sol o a mojar sus ropas a causa de la lluvia, siempre con el lado positivo venciendo al negativo.
Muchos la tachan de 'rara', pero en realidad lo que prima en ella es la originalidad. Desentona con la gente a la que le gusta la monotonía, ya que ella es incapaz de llevar un 'planning' por la semana, ella cada día hace una cosa diferente, excepto en el tema de las clases. Respecto a eso, es una chica estudiosa y responsable que se esfuerza para sacar algo más que buenas notas, a ella no le sirven aquellos numeritos que le indican que es la mejor alumna de la clase, Solveigh quiere que esos números le puedan servir para estudiar una buena carrera, pudiendo escoger la que ella le plazca.
Tiene un serio problema con la verdad, escupe lo que piensa sin pensárselo dos veces, lo que ella ve como un gran defecto. Eso no quiero decir que no sea discreta, sabe guardar las apariencias y fingir es una de las cosas que mejor sabe hacer, pero eso de ser una cotorra sin remedio no es su estilo, al fin y al cabo, no gana nada contando los secretos de los demás.

Orientación Sexual: Heterosexual
Historia: Aquí donde la veis nació en la ciudad natal de su madre, Oklahoma, viviendo los primeros seis meses de su vida en un apartamento que tenían alquilado sus padres, los cuales aún eran unos jovenzuelos que no hicieron otra cosa que empaquetar su libertad teniendo a su hija, a la cual trataban como una muñeca más que como lo que era, un familiar con su misma sangre.
Los primeros años no fueron especialmente difíciles, Solveigh no era un bebé problemático, seguía la filosofía de todos; Comer, dormir, comer, manchar el pañal, dormir y volver a comer. Pero con tres años las cosas empezaron a cambiar, la escolarización estaba a la vuelta de la esquina y la economía de su familia era bastante simple; se centraban en alguna que otra consumición de droga, el alcohol abundaba en todos los escondrijos posibles del hogar y los juguetes y objetos necesarios para el desarrollo 'vital' de la infancia de Solveigh escaseaban. Pese a todo, siempre fue una niña risueña que no se daba cuenta de la situación, y quizás eso era lo mejor para ella.

Con ocho años perdió a su madre, en la autopsia se encontraron residuos de los que hacía una semanas había sido un gran festín de pastillas que también ingerió su padre, pero por desgracia a él no le pasó nada.

Con doce años la niña ya era consciente de lo que pasaba a su alrededor, pero al ser una criaja de nada la gente no solía creerla, incluso conociendo la fama que tenía su padre en Sydney {Australia} donde había vivido toda su vida desde aquellos benditos seis meses.
Debido a la constante inestabilidad emocional de su padre Solveigh recibía insultos y vejaciones por parte de la figura paterna. El juicio por la custodia de la joven se celebró un año después, recayendo en las manos de sus tíos, los cuales fueron como unos padres biológicos, sin serlo, claro está.
Ya bajo la custodia de ambos se mudó de nuevo a Oklahoma debido al trabajo de ambos, que se habían ido a vivir a Sydney a pasar una temporada para que Solveigh no recibiese tantas novedades y cambios de golpe. Realmente, nunca sufrió problemas psicológicos, era una chica fuerte a la que no le costaba aceptar las cosas, así que siguió su vida como si nada hubiese pasado.

Pocas personas conocen lo que fue su vida en sí, a todos les da a conocer la versión fácil: Nació en Sydney, vivió allí hasta los dieciséis años y vino a Oklahoma a vivir con sus tíos debido a la muerte de sus padres en un accidente de tráfico.

Familiares: Dagna Schôrd {Madre}
Scott Hölland {Padre}

Walter Schond-Mond {Tío}
Adisson Schond-Mond {Tía}

Temores: No le tiene especial miedo a las arañas, más que nada le producen asco, igual que el resto de insectos. Lo que sí odia son los anfibios como ranas, salamandras y todo lo que viva en los pantanos. Las agujas, le tiene pánico a las agujas, más que nada porque debido a las inyecciones que tuvieron que darle les cojió manía, y especialmenta también por el consumo incontrolado de sus padres.
Pertenencias:Tiene un cachorro de dálmata al que llama Peanut, por las manchas de su piel, que en vez de negras adquieren un tono marrón, como el de los cacahuetes pero un poco más oscuro. Trae consigo un portátil, una cámara y la típica colección de discos debido a que es una amante empedernida de la música.
Otros: A la derecha de su ombligo las iniciales 'EUV' hacen acto de presencia, tatuadas en árabe, pertenecen a la frase 'Érase una vez', inicio de los cuentos que siempre le contaba su madre antes de irse a 'trabajar'. A parte, en su tobillo tiene dos notas musicales que identifica como un antes y después, como el principio y el fin de cada cosa que hace, recordándose a si misma que puede hacer todo lo que se proponga.
avatar
Solveigh I. Hölland
Estudiante, 2º curso.

Mensajes : 17
Localización : Behind you :D

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.